Tráigame la Vaca Don Patricio

» » Tráigame la Vaca Don Patricio

El viejo Manolo tiene una granja, en ella hay unos cochinitos, bastantes gallinas y varios caballos, aparte, tiene unos cuantos perros que cría para luego entrenar y vender como guardianes, la granja de Manolo y Francisca (Paca) produce buenos vegetales, ricas frutas en sus árboles y un sabroso maíz que toda la comarca disfruta, el mercado cada semana recibe a don Manolo, con sus cientos de productos y sus cantares, los mismos con los que amansa su gallinero y atrae sus cabritas a pastar tras él por el terrenal de la granja, pero lo que a Don Manolo le falta, es una vaca. No tiene ni una en toda su propiedad, aunque ha hecho todas las diligencias para que, Patricio, el camionero del pueblo, vaya a la sabana y le consiga una vaca, al menos una ternerita para empezar a criar y producir algo de leche y luego comprar otras más si le va bien.

Tráigame la Vaca don Patricio

Don Patricio y el camión

Viajaba todos los días el loco Patricio, venía siempre cargado de cosas para el mercado, granos, especias, telas, pieles, pero al conductor siempre se le pasaba por alto, buscar la bendita vaca para Manolo. Así que todos los días, se acercaba el granjero hasta el puesto al final de la calle el mercado, donde se paraba ese maltrecho camión de los años 30, para ver si había traído la vaca. Paca, la mujer de Manolo, siempre ha querido ordeñar una vaca, ya estaba cansada de tomar leche de cabra o de comprar en el mercado, en lugar de producirla en sus tierras, una vaquita solucionaría el problema. Esa semana, Paca fue con Manolo todos los días al mercado, no solo para vender sus frutas y el ya conocido maíz, sino para hablar con Don Patricio. “Buenos días, ¿cómo estuvo el viaje Don Patricio?”, “agotador, doña Francisca, cada vez este camino se me hace más largo, y además, el camión casi no da para más, todo el mundo me pide cosas y viene pesado”, “Doña Francisca un cuerno, usted y sus cuentos para justificar que no me trajo la vaca”, “pero mañana se la traigo mi señora, seguro que no se me olvida. Ya compuse el camión y me voy por la noche temprano”.

Tráigame la Vaca don Patricio

¿Y la vaca?

Pasaron los días, doña Paca y Manolo pasaban cada vez que podían por el puesto del camión. Tráigame la Vaca Don Patricio, “ya le he dicho muchas veces, le doy el maíz como pago y usted no me trae la vaca”, dijo Manolo ya envuelto en algo de rabia por lo incumplido del mandadero. “Hoy sí que sí, la pido en la hacienda de los Rosales y se la traigo por la mañana”. “Seguro Don Patricio, mire que ya me debe dos docenas de Maíz y un saco de papas que le he dado por la vaca”. Se fue entonces Don patricio con la tarde, Manolo y Paca volvieron a casa. A la mañana siguiente, los granjeros fueron al mercado a vender sus huevos, la leche de cabra y las hortalizas de sus tierras, pero al final de la calle del mercado, otro camión estaba en el puesto de Don Patricio. Llegando Manolo al sitio, habló con el chofer y este le respondió: “Mucho gusto señor Manolo, a partir de hoy me han encargado la entrega de telas, granos y todo lo que traía Don Patricio al pueblo” Manolo lo vio con resabio y le dijo: “mmm, entiendo… ¿y la vaca?”

Le informamos que este sitio usa cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio estas aceptando su uso Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar