Las llaves

16 de agosto del 2017 Otros cuentos No hay comentarios

Salieron todos por la madrugada de aquel 31 de diciembre, cada uno tenía una tarea por hacer para conseguir lo que prepararían de cena para el año nuevo. Rosa debía buscar la harina para hacer el pan, Rosario necesitaba comprar un lechón y mandarlo a sacrificar, Rubén traería la leña y Ramon las verduras y vegetales para la sopa, a Rita le tocaba la gallina, desplumada y compuesta. Nadie sabe quien salió de último, ni quien salió de primero se dieron cuenta. Alistadas las mulas para el largo camino hasta el pueblo, cerrada quedo la casa y en el ...