Érase una vez una familia muy pobre que tenía enormes dificultades para conseguir llegar a final de mes y poder así, alimentar a sus siete hijos. Los integrantes de la familia Pérez, tenían siete hijos que alimentar y aunque se marchaban muy temprano a trabajar, con su sueldo no podían prácticamente vivir bien.

Luisa-y-los-9-lingotes-de-oro

La hija pequeña de esta familia, de nombre Luisa, llevaba desde hace mucho tiempo encontrar la forma de conseguir aliviar la difícil situación de los miembros de su familia, pero no había logrado encontrar la fórmula de conseguirlo y sentía una enorme tristeza.

Una noche, Luisa, se acostó soñando que al día siguiente encontraría la manera de ayudar a sus padres y hermanos. Al día siguiente, se levantó para acudir al colegio y mientras caminaba por en dirección a éste, percibió un brillo muy intenso en los cielos, pero no le prestó excesiva atención, continuando con su camino.

Al salir de la escuela y hallarse caminando hacia su casa como cada día, se topó con 9 lingotes de oro y una nota que decía: “Un lingote para cada miembro de la familia Pérez, para que no seáis nunca más pobres”.

Moraleja: Cuando deseas algo con muchísima fuerza, la buena fortuna te sonríe y tu vida puede mejorar completamente.