Nos encontramos en un país donde habitan ogros colorados, en un pequeño pueblo de barro se encontraba una familia, mamá ogro, padre ogro y el pequeño niño ogro, llamado Grogro. Su padre era un fuerte y colorado ogro verde, con grandes y afiladas garras y colmillos, así como 3 cuernos de color verde, como muchos de los ogros, este no era muy astuto ni inteligente.

La madre de Grogro era de color verde, con un cuerno de color verde y rojo, era mucho más inteligente que papá ogro pero no tan grande. Grogro era igual que los demás pequeños ogros, rosado y no tenía cuernos, pero era más inteligente que su papá.

Para poder tener el color de piel verde, los ogros deben de matar a una bestia, por ello, el padre de Grogro quería que este matara a un dragón. Sin embargo a Grogro no le gustaba matar ni hacer daño, incluso se había hecho amigo de un dragón muy viejo y sabio llamado Zagón, el cual le encantaba contarle todo tipo de historias a Grogro sobre una tierra muy lejana donde habitaban ogros dorados.

Pronto su padre se dio cuenta de su amistad con Zagón y se puso muy furioso, Grogro huyo de la escena hacia la guarida de Zagón para contarle lo que había pasado y decirle que se fuera mientras podía. Zagón le dijo a Grogro que él podría convertirse en un ogro dorado algún día, ya que estos no le hacían daño a otras criaturas a menos que se vieran obligados.

Para poder convertirse en un ogro dorado, Grogro debía realizar una gran hazaña, el dragón le conto que a lo lejos había una aldea que estaba siendo azotada por un monstruo. Este monstruo se escondía en una cueva, una cueva con un pasadizo muy pequeño para los ogros adultos, por eso no podían matarlo. A este monstruo solo podían matarlo de noche, por lo que Grogro pensó en escabullirse a la cueva y matarlo con la espada de su papá.

Grogro fue en busca de la espada y pario con Zagón en un vuelo de 5 días. Encontraron luego de cierto tiempo la cueva del monstruo, esta se encontraba cubierto por un moco de color verde que no lo dejaba aferrarse a la superficie, de manera que Zagón lo ayudo a introducirse en la cueva. La cueva era muy oscura y Grogro pudo observar que al final de la misma había una luz verde.

Grogro pudo ver que después del túnel había un gigantesco mar de color verde, en donde el monstruo se encontraba descansando, este tenía una gran cantidad de ojos que se movían al unísono de su respiración. Un puente de piedra era lo único que le conducía hacia el corazón de la bestia. Grogro lo pudo cruzar con dificultad y se posó encima del corazón.  Sin previo aviso, uno de los tentáculos del monstruo atacó a Grogro, el monstruo había despertado.

Grogro se encontraba muy asustado, pero sin embargo se mantuvo firme y encontró la valentía necesaria para saltar encima del corazón de la bestia, clavándole su afilada espada. La espada atravesó por completo el negro corazón y del mismo salió un gran chorro de líquido verde, los latidos de la bestia iban apagándose a la vez que la misma se iba encogiendo. Grogro no pudo sostenerse mucho tiempo y cayó dentro del mar de cieno verde.

El torrente de líquido verde lo condujo hasta el final de un túnel que daba a la salida de la cueva donde Zagón lo estaba esperando, este lo felicitó, no sin antes decirle que se quitara de encima ese apestoso liquido verde. Grogro fue a lavarse las manos a un lago cercano, sin embargo para su gran sorpresa, la piel de su sus manos no eran rosadas ni duras, eran de un color dorado brillante.

Luego de quitarse todo el líquido verde del cuerpo, pudo notar que había cambiado por completo, era un ogro muy colorido y con un brillante aspecto dorado. Zagón le explico que pudo convertirse en un ogro dorado por haber actuado en defensa propia, por actuar con honestidad y valentía.

La tierra que rodeaba la cueva, la que una vez fue una tierra baldía y sin alma, recobró todo su esplendo y se llenó de árboles majestuosos y flores de todos los colores. Zagón le explico que seguirá siendo un ogro dorado solo si decide no matar a ninguna criatura, solo pudiendo matar en defensa personal. Grogro creía que su padre se iba a molestar con él por no poder matar, pero nada haría más orgulloso a su padre que el saber que su hijo era un majestuoso ogro dorado.