Érase una vez en la capital de Madrid, España un molinero que era pobre, un día fallece y deja de herencia a sus hijos solo un gato y un flacucho asno, en medio de la repartición de la herencia el molino se fue dejado al hijo mayor, el asno para el segundo y para el menor de todos los gatos. El menor de los hijos se sintió muy lamentado por lo que le había tocado, el mismo se decía “ahora ¿Qué hare? Solo me dieron un gato”.

El gato con botas al ver esto le dice con entusiasmo al hijo menor, – mi señor no os preocupéis por este evento, os vera como os seré de gran ayuda para usted- el hijo menor se impresiona y queda atónito por ver que el gato le hablaba y de paso le decía esas cosas, pero con ironía le dice al gato: – ¿si gato, ¿cómo será? – ….

 

El gato con botas demostró mucha seguridad y le dice: – “mi amo permitidme tened dos botas y un saco y os daré a demostrar”-  en medio de todo el amo decide dar el voto de confianza y rendirle al gato lo que pedía.

 

Gato fue al monte, con el llevaba un saco con diferentes tipos de artefacto, al llegar al bosque saca del saco una trampa de oso y se acuesta al lado haciéndose el muerto, al pasar un carrusel ven al gato y angustiado se bajan para ayudarle, en lo que se acercan el gato se despierta les amarra y se dirige al carrusel para saquear el mismo.

 

Después se le ocurre disfrazarse de la realeza y caza un conejo para ir al palacio, se monta en el coche y emprende la marcha al palacio, al llegar se pronuncia como conde y que iba de parte del marques de Cárabas, al dejarlo pasar, gato llega al rey y se inclina y le dice: “mi señor en nombre del marques de Cárabas, le traigo este conejo como honra a usted”, el rey agradecido le da las gracias al gato y le encomienda los saludos a el amo.

 

Gato antes de salir del palacio ve que iba cayendo por una torre una damisela y el rápidamente la socorre, la damisela era la hija del rey. El rey estuvo tan agradecido con gato que decidió darle muchos obsequios y oro, la doncella se enamoró de gato a primera vista y gato igual, antes de la partida del palacio gato la invita una cena escondida. Gato consiguió un carrusel y recogió a la princesa y dieron un paseo.

 

La princesa le pregunto a gato de que se ocupaba y gato contesto que, de comerciante, pero la princesa se dio cuenta de algo extraño porque si él era un conde como iba a ser comerciante, más sin embargo ella siguió con la velada, en un instante la princesa le comenta a gato que estaba comprometida con un príncipe, y le decía que no estaba enamorada del príncipe sino de el “gato”, gato le dice que él no podía brindarle todo, pero la princesa insistió y hasta planearon un plan de escapé.

 

En la tarde de repente al llegar de la velada, l princesa ve la foto de un gato con botas que buscaban, y cuando ella se dio cuenta gato era ese “gato con botas” … la princesa triste le dice a gato que si le había mentido y gato le dice que no era su intención, el solo necesitaba un trabajó para comer.

 

La princesa lo deja y decide de dejar de tratarlo y lo manda a encarcelar. De repente al castillo entro un troll y todo fue un caos, gato astutamente se escapa y arma un ejército para matar al troll.

El Gato con botas armo un ejército de 1000 hombres, y se quitó el nombre de marqués y reconoció que un molinero, y con ese ejecito derrotaron al troll, el rey estuvo muy agradecido y perdono al gato con botas por haber engañado a todos, la princesa también lo perdono y decidieron casarse.

 

Antes de esto el gato con botas se va al molino y le deja al hijo menor todos los tesoros del palacio y el oro, el hijo menor no lo creía y le agradeció mucho al gato con botas por ayudarlo. El gato con botas se casó con la princesa y vivieron felices por siempre.