Había una vez un caballo que era campeón de las carreras, era el más rápido de todos los caballos de la región. Tenía fama, riqueza, alegrías y muchas enamoradas. Y se solía reír de los viejos caballos por ser más lentos que él.

fabula el caballo viejo

Sin embargo, los años fueron pasando y el caballo campeón se fue haciendo viejo, con lo cuál empezó a ser más lento y no ganar tantas carreras.

Incluso, llegó un día en el que lo vendieron para que diera vueltas a la piedra de un viejo molino. El caballo, supo entonces que después de tanto éxito, ahora estaría atado dando vueltas a un molino, y se dio cuenta de lo mal que habían estado sus burlas a los caballos viejos.

Moraleja: No hay que reírse de los viejos, pues la vejez es una época por la cual vamos a pasar todos.