El alción es una extraña ave, raras veces vista, que huye de los peligros del hombre colocando sus nidos en rocas cerca de la orilla del mar. Un día divisó a lo lejos unas rocas a varios metros de la orilla, eran bastante altas y decidió colocar su nido en ellas aún sin conocer bien la zona.

Cuando regresó al día siguiente de su búsqueda de comida, descubrió que la marea había subido enormemente y el nido que había tardado tanto en construir había sido totalmente destrozado por el agua del mar, lo que le obligaba a buscar un nuevo hogar. El alción exclamó:

¡Pobre de mí, huyo de los problemas de la tierra en el mar y resultó peor el remedio que la enfermedad!”

Moraleja:

Al aventurarse en lo desconocido, se puede encontrar cosas positivas o negativas. Ante el inminente peligro es mejor prestar atención y tomar decisiones acertadas para evitar riesgos.