Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La zorra del rabo cortado

» » La zorra del rabo cortado

Una vez, una preciosa zorra iba caminando por el bosque y se quedo atrapada por la cola en uno de los cepos que los cazadores habían dejado por el bosque. Por suerte, pudo escaparse viva del mismo, aunque en su escapada, perdió su preciosa y peluda cola.

 

 

Aunque estaba contenta de seguir con su vida, el hecho de perder su cola la había hecho sentirse mucho más fea y poco agraciada, cuestión que la hacía salir poco de su cuevita y hacerlo sólo cuando era de noche y el resto de los zorros no se podían percatar de que le faltaba la cola.

Una vez, tras mucho tiempo encerrada en su cueva, y muy cansada de tantos días que había pasado a escondidas empezó a pensar mucho y tuvo una idea que le pareció magnífica. Reunió a todos los zorros del bosque y les hizo una proposición: “Como yo perdí mi cola, les aconsejo que ustedes también se la recorten así estaremos todos igual, porque además, queda demostrado que tener la cola entera es peligroso

El resto de zorros la miraron sorprendidos, hasta que uno de ellos dijo en voz alta “La idea no es mala, lo que es malo es que nos lo pides ahora, cuando tu te has quedado sin tu rabo, y tienes que entender, que pese a que has tenido un accidente, todos te queremos tal y como eres

Con este comentario, la zorra entendió que debía sobreponerse a su pérdida y no hacer que los demás hagan sacrificios excesivos por una cuestión que no le afectaba más que a ella. Desde entonces, la zorra comenzó a salir más y lejos de lo que pensaba, los zorros se fijaban más en ella por ser totalmente diferente al resto de las zorras.