Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La amigable serpiente pitón

» » La amigable serpiente pitón

Había una vez un matrimonio de ancianos que se sentían muy solos, cansados de tener animales domésticos tradicionales decidieron adoptar un animal algo más exótico y diferente como una serpiente pitón.

La convivencia con un animal de estas características fue bastante buena durante las primeras semanas ya que la misma comía las pequeñas presas de carne que le iban dando sus dueños y “se portaba bien”, dormía en su reptario y era muy independiente en el día a día.

 

 

Pero tras unos meses con la pitón, la misma comenzó a comportarse de un modo muy extraño, lo que provocó que sus dueños la llevaran al veterinario para quitarse las dudas al respecto.

– Mire señor veterinario, nuestra serpiente pitón tiene un problema, verá es que ya no se comporta como antes, de hecho por ponerle un ejemplo hoy hace una semana que no come absolutamente nada y además está acostumbrándose a dormir en nuestra cama cuando nosotros dormimos, se acuesta de forma totalmente estirada, cuando antes dormía en su reptario bien acurrucada y se alimentaba normalmente. Dijo el anciano …

En ese mismo momento la cara del veterinario se transformó totalmente, como si se hubiera dado cuenta de algo terrorífico. Entonces muy serio le dijo a la señora:

– Señora desháganse de ese animal lo antes posible, cuando una serpiente tan grande no come es porque se está preparando para deglutir una presa de un gran tamaño y además, si se sube a su cama y se pone de forma totalmente extendida no es que duerma con ustedes, es que los está midiendo para ver si puede comérselos enteros. Dijo el veterinario …

La mujer, muy asustada por lo que le había dicho el médico siguió su consejo y decidió devolver la serpiente a su hábitat natural, en donde ella también sería mucho más feliz.