Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Juan el abandonado

» » Juan el abandonado

Había una vez un niño llamado Juan, era un niño muy inquieto, al que siempre regañaban en la escuela, era un niño muy problemático, siempre estaba castigado y sacaba muy malas calificaciones, su mamá ya no sabía qué hacer. Lamentablemente sus padres nunca tenían tiempo para ayudarlo, trabajaban todo el día y cuando no trabajaban, salían juntos sin Juan, él siempre estaba triste, lo que sus padres no sabían era que él lo único que quería era un poco de atención.

Un día la maestra le dijo a Juan que tenía que cambiar su actitud, el estaba muy dispuesto a hacerlo, quería demostrar que podía ser buen niño, estaba esperanzado en ser el orgullo de sus padres, así que se dedicó a estudiar diario, día y noche, lo único que hacía era estudiar, al presentar sus exámenes se sentía muy confiado pues ya sabía todo. Al presentar sus calificaciones la maestra lo felicitó pues había sacado muy buenas notas, Juan estaba muy contento pues pronto habría una junta done la maestra mostraría las calificaciones a los padres, Juan esperó ese día con ansias, sus padres ya le habían prometido ir, pero no llegaron, muy triste, Juan decidió nunca volver a esforzarse pues no le sirvió de nada, la maestra notó el cambio que tuvo, volvió a ser el niño rebelde y de bajas calificaciones.

La maestra de Juan, estaba tan preocupada que decidió ir al trabajo de su mamá a hablar con ella, y contarle lo sucedido, la madre sorprendida se dio cuenta que no le ponía la atención necesaria a sus hijo, que pudiendo ir a su junta, decidió salir a comer con su esposo, al llegar a su casa habló muy apenada con su hijo y le prometió ser la madre más atenta, y así fue, Juan, junto a sus padres volvió a sacar muy buenas calificaciones, siendo el orgullo de sus padres y su maestra.