Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El ratoncito perez

» » El ratoncito perez

Érase una vez un ratoncito de nombre Pepito Pérez que vivía en la ciudad junto a su familia. Su agujero no era muy grande pero sí era muy cómodo, y siempre tenían comida. Un día, el Ratoncito Pérez subió a la planta de arriba y entró en una vivienda. Pudo comprobar un montón de maquinaria, porque resulta que era una clínica dental. A partir de entonces, todos los días subía para ver al odontólogo trabajar, apuntando cada paso en una libreta y posteriormente practicando con sus padres.

Con el tiempo, cada vez se acercaba más gente para que le arreglase la boca, tanta que acabó haciéndose famoso.

Con el tiempo empezaron a llegar ratones ancianos con un problema distinto, y es que no tenían dientes. Pensando y pensando Pérez se dio cuenta de que en la clínica se colocaban dientes que no eran los originales de las personas, sino que salían de una fábrica. El problema es que eran demasiado grandes para los otros ratones, por lo que decidió buscar dientes de verdad pero que fuesen de niño.

Como el Ratoncito Pérez era bueno, decidió acercarse a la casa de los niños y comprar los dientes. Al llegar a una de las casas encontró un gran gato que le impidió pasar, así es que el Ratoncito Pérez decidió que lo mejor sería esperar a que llegase la noche y todos estuviesen durmiendo. Y así lo hizo. Al llegar la oscuridad entró en la habitación del niño y se fijó que puso su diente debajo de la almohada. Lo cogió y a cambio le dejó al niño un bonito regalo en el mismo lugar en el que se encontraba el diente.

Al día siguiente el niño despertó y se puso muy contento por el regalo, tanto que se lo contó a todos sus amigos, y a partir de ese día todos los pequeños empezaron a dejar sus dientes de leche debajo de la almohada.

Gracias a eso, el Ratoncito Pérez consiguió que los niños estuviesen contentos y que los viejos ratones pudiesen volver a comer de todo.