Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El niño vanidoso

» » El niño vanidoso

Había una vez un niño que vivía en un pequeño pueblo en el que prácticamente todo el mundo era ya mayor. Esto hizo que todos se fijasen mucho en él. Recibía las mejores atenciones y todo el mundo lo quería, lo que sin duda le agradaba muchísimo.

Era raro el día que saliese de su casa y no hubiese algún abuelo que le diese un caramelo o incluso le regalase alguna cosa, pero el problema es que este chico se estaba acostumbrando demasiado a este trato, y con el paso del tiempo comenzó a asimilar que todo eso lo merecía, y que en realidad no se trataba de un regalo sino de una obligación por parte de los mayores.

En un determinado momento comenzaron a llegar nuevas familias al pueblo, ya que el alcalde, con el objetivo de evitar la desaparición de este lugar había decidido hacer una oferta fantástica a aquellas familias que quisiesen vivir en este lugar tan acogedor.

Gracias a ello se puso de nuevo en marcha el colegio y el ambiente comenzó a cambiar por completo, pero para nuestro protagonista las cosas también iban a cambiar, ya que no esperaba que las atenciones a partir de ahora las tendría que repartir.

Cuando todos comenzaron a fijarse más en los nuevos niños que en él, comenzó a sentirse desplazado y sentía que ya no le querían. Un día se sentó bajo uno de los árboles donde solía jugar y comenzó a llorar, y en ese mismo instante pasó por allí uno de los hombres mayores de la aldea.

El pequeño le explico lo que le ocurría, y que sentía que ya nadie lo quería en ese pueblo. En ese instante, el hombre le dio a tentender lo importante que eran esos niños para el pueblo, y que a partir de ahora tenía que darse cuenta de que obtenía algo maravilloso y que en realidad no perdía nada, puesto que a partir de ahora, no sólo los ancianos lo iban a seguir queriendo, sino que esos niños se iban a convertir en sus amigos para el resto de su vida.