Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El abuelo Rafaél en la isla de un pirata

» » El abuelo Rafaél en la isla de un pirata

Había una vez un abuelo que soñaba con darle unas vacaciones tranquilas a su nieto Miguel y a su hermana Josefa, ya que éstos trabajaban siempre mucho y estaban muy cansados por eso, el abuelo Rafaél organizó un hermoso campamento para que pudieran ir las personas a quien él quería.

Rafaél, Miguel y Josefa hicieron su equipaje y se fueron rumbo a la aventura para conocer el campamento y la isla a la que querían llegar como destino final. Sin embargo, Josefa había comido mucho y se retrasaron por tanto, tuvieron que estar más tiempo del esperando en el campamento y eso complicó mucho las cosas tanto, se hizo de noche y comenzaron a sentir miedo por la oscuridad que se cernía sobre ellos.

Cruzaron el campamento una vez que Josefa se puso mejor y fueron hacia la isla pero no les fue fácil, ya que allí estaba esperando un malvado pirata que decía, la isla era de su completa propiedad. El pirata los apresó porque no quería extraños en sus tierras Josefa, Rafaél y Miguel sintieron mucho miedo y tampoco sabían muy bien por qué el pirata les había arrestado.

El pirata no quiso negociar con ninguno de ellos y los mantuvo presos durante mucho tiempo y decía, para que pudieran liberarse tendrían que ser rescatados por otra persona del exterior que tuviera buenas intenciones y estuviera dispuesto a arriesgarse por ellos.

Un campesino que pasaba por allí vio lo que el pirata estaba haciendo y comentó que él se encargaría de rescatar a la familia para que al fin, pudieran estar tranquilos y volver a casa.

De camino, una vez que se habían liberado de las garras del pirata Rafaél le preguntó al campesino: ¿Por qué nos ha liberado, compañero? Y el campesino dijo que a él siempre le habían enseñado a hacer el bien y que todos los humanos se tenían que ayudar en situaciones complicadas y así, fue como la familia, volvió a ser libre.