Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El abuelo, el nieto y el burro

» » El abuelo, el nieto y el burro

Había una vez un abuelo con su nieto que juntos habían pasado las vacaciones de verano y ahora para que el pequeño volviera a casa con sus padres, se fueron caminando de pueblo en pueblo junto al burro que tanto tiempo se llevó el abuelo cuidado.

Como tenían que descansar ambos dos, nieto y abuelo decidieron pararse en el pueblo más cercano para que el camino no se hiciera demasiado largo. Llegando al pueblo el abuelo iba subido en el burro y el nieto por su parte iba andando tranquilamente junto a él cuando de repente se oyeron unas voces decir: ¡Qué hombre más mal educado, va él sentado y su pobre nieto caminando!

El abuelo se bajó del burro y al cruzar el pueblo tanto su nieto como él mismo iban los dos caminando al lado del burro. Se cruzaron unos chicos que les dijeron: ¡Vaya par de tontos! Tienen un burro y van ambos caminando.

Al escuchar esto, tanto el abuelo como el nieto decidieron subirse en el burro para cruzar el siguiente pueblo pero nuevamente se escuchó la opinión del pueblo: ¡Qué personas tan salvajes!, ¡Van a matar a ese burro!

Terminando la salida del pueblo el nieto se subió en el burro mientras que su abuelo iba a su lado paseando tranquilo y el pueblo dijo: ¡Que niño tan desconsiderado! Él cómodo en lo alto del burro y sin embargo su pobre abuelo mayor a pie.

Cuando llegaron al final del camino el abuelo aprendió una cosa que quiso enseñarle a su nieto para que no se le olvidara y es que por más que intentes hacer las cosas bien, siempre tienes que tener opinión propia pues solo así podrás realmente ser libre.