» » Caperucita roja

Caperucita roja

admin 26 de mayo del 2013 Clasicos No hay comentarios

Había una vez una niña que se llamaba Caperucita Roja cuya mamá le dijo que fuese a casa de su abuelita porque estaba enferma y le tenía que llevar una cesta con chocolate, azúcar, pan y dulces.

caperucita roja

Antes de partir, la madre le dijo que llevase mucho cuidado por el bosque ya que se encontraba el lobo feroz. Un rato después de estar caminando, Caperucita se encontró con el lobo que le preguntó dónde iba. Caperucita le dijo que iba a llevar la cesta a casa de su abuela. En ese momento, el lobo le retó a hacer una carrera por dos caminos distintos. El cogería el camino más largo y le dejaría a ella el más corto para darle ventaja.

Caperucita aceptó y comenzó la carrera. Antes de que Caperucita llegase a la casa de la abuelita, el lobo ya había llegado y se había comido al abuelita. Al entrar caperucita vio a su abuela tumbada en la cama. Fue entonces cuando se acercó a abrazarla y le dijo:

  • Abuelita, que ojos más grandes tienes.
  • Son para verte mejor.
  • Abuelita, que orejas tan grandes tienes.
  • Son para oírte mejor.
  • Abuelita, abuelita, que nariz tan grande tienes.
  • Es para olerte mejor.
  • Abuelita, que boca tan grande tienes…

Y en ese mismo instante, el lobo se abalanzó sobre ella diciendo “¡Es para comerte mejor!”. Por mucho que Caperucita intentó escapar, el lobo se encontraba cada vez más cerca.

Durante su huida gritaba por lo que dos cazadores se acercaron a ver qué pasaba y le dispararon. Seguidamente sacaron a la abuelita del interior del estómago del lobo y Caperucita se dio cuenta de que nunca más debía desobedecer a su madre.

admin

Soy un chico amante de la informática al que le encantan los cuentos, la gimnasia y salir con los amigos...

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)