Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

A Lorena le encantaba el vuelo de los pájaros

» » A Lorena le encantaba el vuelo de los pájaros

Había una vez una niña llamada Lorena que sentía una gran fascinación por las aves. De hecho, era tanta la alegría que sentía al verlas volar, que desde bien temprana edad soñaba con imitar el vuelo de los pájaros.

Esta niña, pasaba una gran cantidad de horas todos los días asomada a su ventana, contemplando el majestuoso vuelo de las aves. No obstante, le daba muchísima envidia y no hacía más que preguntar a sus padres cómo podría sentir la increíble oportunidad de volar en el futuro.

Desde bien temprana edad, le dijeron que solamente tendría que estudiar mucho, obtener unos resultados académicos extraordinarios y solamente así, podría permitirse estudiar una carrera adecuada a sus objetivos, puesto que sus padres, al pertenecer a la clase trabajadora no podían costearle unos estudios tan caros.

En la escuela a la que acudía a diario, porque tenía tan solo 8 años, era una chica ejemplar, cuidada con sus quehaceres y todo tipo de actividades, pero tenía la ilusión de poder volar algún día.

Cuando fue a la Universidad, decidió que quería especializarse en Ingeniería y quizás así, algún día no muy lejano, trabajar para una importante cadena aérea, llegando incluso a poder volar en infinidad de ocasiones.

A la vez que estudiaba, tuvo la oportunidad de conocer a un chico del que se enamoró, pero llegado un punto tenía que elegir entre permanecer en el lugar en donde se conocieron juntos o emprender un viaje para formarse en la mejor escuela de Ingeniería aplicada a su ámbito, la aeronáutica.

 

En un principio se sintió profundamente triste y era tantísima la tristeza que recorrió su cuerpo que apenas podía explicar las innumerables emociones que la invadían. Sin embargo, sí tenía constancia que había decidido correctamente porque se encontraba haciendo justamente aquello que más le apasionaba.

Pasó algún tiempo más hasta que obtuvo el Certificado necesario para optar a un puesto de trabajo en el ambiente que desde niña soñó, pero después de más de 4 años estudiando lo logró y ahora trabaja en una de las firmas comerciales de vuelo más importantes de Canadá.

Ahora es todavía más feliz de lo que ya era y sacia a diario su curiosidad acerca de las sensaciones de volar, como veía desde pequeña a través de su ventana observando a los pájaros.

Moraleja:

Solamente hay una forma de obtener tus metas y comienza por el esfuerzo personal. Por eso, no te olvides de poner todo de tu parte para conseguir tus propósitos como hizo Lorena.